La grandeza de ser Hijo de Dios

5ta. Semana de Octubre de 2009

 

MATEO 5:33-48


Jesús y los juramentos

33 Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos.

34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios;

35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.

36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.

37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

   

El amor hacia los enemigos

38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.

39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;

40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;

41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.

42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.

44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.

46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?

47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?

48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. RVR60

 

Una práctica muy difundidas en nuestros países es el hecho de enfatizar nuestra palabra con algún tipo de juramento "por mi madre", "por mis hijos", "por lo más sagrado de mi vida", etc. La lección de parte del Señor es que nuestra palabra como cristianos debe ser suficiente. Que nuestro sí sea sí y nuestro no sea no, es una manera de decir, que tu palabra sea tu única garantía.

La pregunta es si eso es cierto en nosotros. No necesitamos, dice el Señor, otra garantía adicional a nuestra palabra. La única manera de garantizar nuestra palabra es decir siempre la verdad, no mentir.

la grandeza de ser hijo de DiosDel verso 38 al 48, el Señor nos vuelve a desafiar, esta vez con el amor que debemos tener hacia ¡nuestros enemigos!
Una vez más el carácter de Cristo en nosotros es lo único que puede hacernos actuar de esa manera. Lo humano, lo natural, es tomar justicia en nuestras propias manos. La Biblia dice que el hombre natural no entiende las cosas del espíritu porque se han de discernir espiritualmente. Lo espiritual, lo cristiano es avanzar esa milla extra, dar la otra mejilla, la capa además de la túnica. Que así como Dios permite que el sol alumbre sobre justos e injustos y que la lluvia caiga sobre todos, así debemos demostrar nuestro
amor no sólo a nuestros hermanos en la fe, sino también a quienes no lo son. ¡Qué desafío!
Este es un buen momento para recordar que "en Cristo somos ¡más que vencedores!"

Jesús nos está diciendo que amar a nuestros enemigos y bendecir a los que nos maldicen es estar en "otro nivel espiritual".
Un pastor muy reconocido por su mansedumbre y misericordia dijo una vez: "siempre trate de ver, en quienes lo maltratan, lo mejor de ellos aunque las evidencias le demuestren lo contrario". ¡Qué grandeza de corazón! Eso es lo que Dios quiere de cada uno de nosotros, grandeza de corazón, amar como Él nos ama, bendecir como Él nos bendice, a pesar de lo que somos.

Medite en ello.

 

Recomendaciones prácticas

¿Cuándo fue la última vez que usted ante las necesidades de los demás decidió caminar una milla extra? ¡Hacer un
esfuerzo adicional ya sea con sus manos o con sus bienes a favor de los que menos tienen?

Pregúntele al señor qué es lo ¿que desea que usted haga? ¡hay algún misionero a su alrededor que necesita de sus palabras y ánimo?

¡Búsquelo y bendígalo hoy!

 

Ore por:

  • Usted, para que refleje esa grandeza que Dios espera de cada uno de nosotros.
  • La iglesia, para que sea un lugar de amor y perdón.
  • El país, para que los odios no corrompan nuestra sociedad.

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 70 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner