La Familia 7.2 - El propósito de Dios para la mujer dentro de la familia

...Ser sujetas a sus maridos

Introducción

El tema de la sumisión al igual que otros, ha emergido en pleno siglo veinte como un tema de controversias.
El mayor problema es que hay quienes mal interpretan enseñando lo que ellos quisieran que se diga, reflejando sus propias subjetividades y prejuicios. Nos acercamos al principio de la sumisión de la esposa hacia su marido basados en las siguientes escrituras:
Efesios 5:22-24 y 33; Colosenses 3:18; Tito 2:4-5; 1 Timoteo 2:9-12; 1 Pedro 3:1-6



Lo que no es la sumisión

  • La sumisión NO es un concepto sólo para mujeres, es aplicable a todo creyente.
    Efesios 5:21; "Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo."

    Filipenses 2:3-4 "No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás." ;

    Romanos 13.1 "Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él.";

    Hebreos 13:17
    "Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no les trae ningún provecho.";

    Colosenses 3:12-15
    "Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia, de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes. Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto.
    Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos."


  • La sumisión NO significa que la esposa es una esclava. La esposa nunca es tan libre como cuando se sujeta al marido, pues ella tiene la libertad de ser todo lo que Dios dispuso para ella. (Proverbios 31:10-31)

  • La sumisión NO significa que la mujer jamás abrirá su boca, que nunca podrá dar una opinión, un consejo o decir lo que siente. (Comparar Proverbios 31:26; Hechos 18:26, Jueces 21:23)

    Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetandose y honrándose mutuamente. Romanos 12:10El marido que anula a la esposa no ama a Cristo, más bien debe:
    honrarla "Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente." Romanos 12:10,
    servirle "Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor." Gálatas 5:13,
    sobrellevar sus cargas " Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo."Gálatas 6:2,
    alentarla "Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras." 1Tesalonicenses 4:18.
    En otras palabras ganarse el respeto y la sumisión de la esposa.

  • La sumisión NO significa que la esposa sea inferior al marido. Más bien habla de orden, de estructura, de diferentes roles.

  • La sumisión NO significa que la esposa es una flor de adorno que deja que sus habilidades sean adormecidas.

  • La sumisión NO significa que una esposa debe ser indulgente o cómplice en cuanto al pecado porque su marido lo demanda. A veces deberá decir: es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres (¡pero cuidado! serán casos de excepción y que claramente violenten la Palabra, nunca debemos usar la Palabra de Dios para justificar nuestro corazón rebelde. Si por algún serio motivo debe desobedecer lo hará de un modo amante y sumiso explicando con calma y claridad sus razones, asegurándole al marido su amor y lealtad de manera continua y tangible).

  • La sumisión NO implica que una esposa deba estar sujeta al abuso físico y psicológico de parte de su marido y que va más allá de lo que ella puede soportar. En este caso como en otros, debemos buscar ayuda de los que nos presiden en el Señor.


Lo que si es la sumisión

  • Una responsabilidad de la mujer: En ningún lugar se dice que el marido debe mediante la fuerza lograr la sumisión. Más bien se le manda a la mujer ser sumisa (Efesios 5:22; 1 Pedro 3:1).

  • Las Escrituras nos indican que la sumisión debe ser continua: Así lo indica el tiempo verbal griego. Ha de ser el estilo de vida continuo de la esposa.

  • La sumisión es un mandamiento no una opción: El verbo es imperativo. La sumisión no se basa sobre la forma en que la trata el esposo, ni tampoco ha de acondicionarse a las habilidades, talentos, educación o estado espiritual del esposo (1 Pedro 3:1; Lucas 2:51).

  • La sumisión es espiritual: Debe hacerse como “al Señor” (Efesios 5:22). Negarse a someterse a su esposo equivale a rebelión contra Cristo.

  • La sumisión es un concepto positivo, no negativo: Enfatiza más lo que debe hacer que lo que no puede hacer. La sumisión es la libertad creativa bajo la autoridad instituida divinamente (Bill Gothard). Habla de ser compañera, trabajando en equipo, luchando por los mismos logros. Apoya y reconoce al marido sin intentar sobrepasarlo.

  • La sumisión involucra las actitudes de la esposa además de sus acciones: La sumisión de la esposa debe ser alegre no servil o de mala gana. ¿Cómo sirvió Cristo al Padre?: (Juan 4:34; Salmos 40:7-8).
    La mujer virtuosa trabaja con sus manos (Proverbios 31:13).

    LA SUJECIÓN ES LA EXTERIORIZACIÓN DE UN ESPÍRITU SUMISO.
    LA SUMISIÓN ES UNA ACTITUD DEL CORAZÓN.


Lo que la mujer NO debería hacer lo que la mujer no debería hacer

  • Tomar el lugar que le corresponde al marido.
  • Ser líder en la familia.
  • Decidirlo todo.
  • Ser independiente.
  • Ser insolente y tener un trato irrespetuoso.
  • Guardar resentimientos.
  • Tratar mal a la familia de él.
  • Ser posesivas.


Aplicando lo visto

¿Cómo puede expresar sumisión a su marido en las siguientes áreas?:planificación del hogar

 

 

 

 

 

 

 

  • Planificación del hogar: diaria, semanal, mensual, anual.
  • De las comidas, limpieza, compras. No se logra rápidamente, requiere dedicación.
  • Relaciones sexuales.
  • Disciplina de los hijos.
  • El trabajo del marido.
  • Devocional familiar.
  • ¿Qué hábitos molestan a mi esposo?; ¿En cuáles de ellos demuestro no ser sumisa?
  • Piense formas en que pueda corregir o aconsejar a su marido sin mangonear ni fastidiar.
  • ¿Cómo le puedo demostrar respeto a mi esposo, de qué forma le hago saber que él es importante para mí?
  • ¿Tiene mi esposo, necesidades que yo podría suplir y no lo estoy haciendo?, ¿Cómo puedo ayudar mejor?
  • ¿Estoy compitiendo en algún área?; ¿Quiero superarlo o al menos ser igual que él?
  • ¿Como mujer casada he establecido las prioridades correctas en mi vida?
  • ¿Estoy tan ocupada fuera de casa que abandono las necesidades de mi esposo y mis hijos?


Hagamos una mirada introspectiva hagamos una mirada introspectiva

Ayudémonos con esta lista para ver si nuestra actividad fuera de casa está equilibrada con las necesidades del hogar.
Si usted no trabaja fuera de casa, pero tiene otras actividades o participa como obrera en la obra del Señor, igual respóndalas.

  • ¿Me encuentro demasiado cansada para cocinar y mantener mi casa en orden?
    SI / NO
  • ¿Estoy perdiendo paulatinamente el interés en mi hogar?
    SI / NO
  • ¿Mi esposo está demostrando signos de cansancio y ansiedad a causa de mi inhabilidad para preparar las cosas a su debido tiempo?
    SI / NO
  • ¿Tengo muy poco tiempo para recibir gente y mostrar hospitalidad?
    SI / NO
  • ¿Me irrito fácilmente con mis hijos porque siempre estoy cansada?
    SI / NO
  • ¿Quiero comer siempre fuera de casa?.
    SI / NO


    Si usted trabaja fuera de casa y ha contestado SI a alguna pregunta, ¿qué actitud cree que Dios espera de usted?.

    Observando las Escrituras llegamos a la conclusión que el ministerio primordial de la esposa es su marido. Cuando Dios creó a Eva para Adán dijo: No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él, es decir: correspondiente.

    Jehová Dios formó pues de la tierra toda bestia del campo y toda ave de los cielos... Más para Adán no se halló ayuda idónea para él. Entonces Jehová Dios hizo caer en sueño profundo a Adán y mientras éste dormía tomó una de sus costillas y creó carne en su lugar y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre
    (Génesis 2:18-22).


Enseñanzas importantes para una buena relación

Varios factores importantes surgen de este pasaje, acerca de la relación de la esposa con su marido:"En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo." Salmo 128:3

  • Dios creó la mujer para ser ayuda del hombre.
    Sin la ayuda de la mujer el hombre aún en su perfección estaba incompleto. “Para hacer a la mujer Dios tomó un hueso de la parte cercana al corazón de Adán para que la amase y cuidase, debajo del brazo para que la protegiese y fuese su igual, no la tomó del pie, para que no fuera pisoteada, ni de la cabeza para que no lo dominara a él ni lo subyugase. El plan de Dios es bueno.
    Extraído de “ Mujeres llenas de Gracia”. B. J. Grams.

  • Dios creó a la mujer para ser ayuda idónea. Ninguno de los animales podían proveerle a Adán la ayuda que necesitaba. Sólo la mujer podía hacer esto (Proverbios 18:22; 31:10-11).

  • Dios creó a la mujer para corresponder al hombre. Ella es similar al hombre pero algo diferente. Es el complemento del hombre, no su copia carbónica. Es para el hombre lo que una llave es para un cerrojo y lo que una película es para una máquina fotográfica: "Sin embargo, en el Señor, ni la mujer existe aparte del hombre ni el hombre aparte de la mujer." 1Corintios 11:11.

  • De acuerdo con las Escrituras, la esposa fue creada para llenar las necesidades, las faltas, la incapacidad de su marido. Fue creada para ser la ayuda singular de su marido.

    Le ha de dar bien y no mal todos los días de su vida (Proverbios 31:12).

    Deberá ser como vid fructífera en la casa de su marido "En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo." Salmo 128:3.

    Debe ser una carne con su esposo y esto solo ocurrirá en la medida que acepte y cumpla con el rol dispuesto por Dios en el que acepte y cumpla con el matrimonio. La sujeción no rebaja a la mujer.

    Actuar en obediencia al Espíritu Santo y a la Palabra de Dios, realizando los cambios que sean necesarios (Filipenses 2:12-13)


Como mujeres cristianas vivamos con alegría estas verdades Familias cristianas: vivamos con alegría!!

"Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó,"Génesis 1:27;

"Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.»" Génesis 2:18;

"Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser." Génesis 2:24.

  • “Que después de la caída Dios prometió la redención por medio de su Hijo de la simiente de la mujer”.
  • “Que Jesús nos dignificó con su vida, enseñanzas, muerte y resurrección”.
  • “Que Jesús fue amigo de las mujeres y ellas participaron de grandes verdades, como la mujer samaritana, Marta y María”.
  • “Que las mujeres fueron testigos de la resurrección”.
  • “Que tenemos al Espíritu Santo y una relación directa y personal con Él”.
  • “Que tenemos la vida eterna y una gran responsabilidad en el reino de Dios para su extensión”.

PDFDescargar en pdf | Escríbenos | Categoría: La Familia | Capítulo nº:7.2 | Ir al siguiente tema »

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|



Pasajes Bíblicos citados (NVI)

Efesios 5:22-24; 33
22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor.
23
Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.
24
Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo.
33 En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.

Colosenses 3:18
18 Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor.

Tito 2:4-5
4 y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos,
5
a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios.

1 Timoteo 2:9-12

9 En cuanto a las mujeres, quiero que ellas se vistan decorosamente, con modestia y recato, sin peinados ostentosos, ni oro, ni perlas ni vestidos costosos.
10
Que se adornen más bien con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan servir a Dios.
11 La mujer debe aprender con serenidad,[a] con toda sumisión.
12
No permito que la mujer enseñe al hombre y ejerza autoridad sobre él; debe mantenerse ecuánime.[b]

notas:

    1. 1 Timoteo 2:11 con serenidad. Alt. en silencio.
    2. 1 Timoteo 2:12 debe mantenerse ecuánime. Alt. debe guardar silencio.

1 Pedro 3:1-6
1 Así mismo, esposas, sométanse a sus esposos, de modo que si algunos de ellos no creen en la palabra, puedan ser ganados más por el comportamiento de ustedes que por sus palabras,
2 al observar su conducta íntegra y respetuosa.
3 Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos.
4 Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios.
5
Así se adornaban en tiempos antiguos las santas mujeres que esperaban en Dios, cada una sumisa a su esposo.
6
Tal es el caso de Sara, que obedecía a Abraham y lo llamaba su señor. Ustedes son hijas de ella si hacen el bien y viven sin ningún temor.

Hechos 18:26
26 Comenzó a hablar valientemente en la sinagoga. Al oírlo Priscila y Aquila, lo tomaron a su cargo y le explicaron con mayor precisión el camino de Dios.

Jueces 21:23
23 Así lo hicieron los de la tribu de Benjamín. Mientras bailaban las muchachas, cada uno de ellos se robó una y se la llevó. Luego regresaron a sus propias tierras, reconstruyeron las ciudades y se establecieron en ellas.

Lucas 2:51
51 Así que Jesús bajó con sus padres a Nazaret y vivió sujeto a ellos. Pero su madre conservaba todas estas cosas en el corazón.

Juan 4:34
34 —Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y terminar su obra —les dijo Jesús—.

Salmos 40:7-8
7 Por eso dije: «Aquí me tienes  —como el libro dice de mí—.
8 Me agrada, Dios mío, hacer tu voluntad; tu ley la llevo dentro de mí.»

Proverbios 18:22
22 Quien halla esposa halla la felicidad: muestras de su favor le ha dado el Señor.

Filipenses 2:12-13
12 Así que, mis queridos hermanos, como han obedecido siempre —no sólo en mi presencia sino mucho más ahora en mi ausencia— lleven a cabo su salvación con temor y temblor,
13
pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

Proverbios 31:10-31

Elogio de la mujer virtuosa

10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.
11 El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias.
12 Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida.
13 Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos.
14 Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos.
15 Se levanta aun de noche Y da comida a su familia Y ración a sus criadas.
16 Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos.
17 Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos.
18 Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche.
19 Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca.
20 Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso.
21 No tiene temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles.
22 Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido.
23 Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra.
24 Hace telas, y vende, Y da cintas al mercader.
25 Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir.
26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua.
27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde.
28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba:
29 Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas.
30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.
31 Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos.