Armaduras Espirituales

Conoce las artimañas del enemigo

 

EFESIOS 6 : 10 - 13

"Por lo demás,  hermanos míos,  fortaleceos en el Señor,  y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,  sino contra principados,  contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo,  contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios,  para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes".


Introducción

 

Todos nosotros comenzamos nuestro caminar cristiano desde el momento  que recibimos a Cristo. Comenzamos con una posición de victoria, pero poco a poco, nos desanimamos o nos desesperamos, porque nos damos cuenta que las cosas no están funcionando como nos han hablado o enseñado en la iglesia y es entonces cuando comenzamos a culpar a Dios de nuestras derrotas, fracasos, desánimos, etc. Comenzamos a preguntarnos, que si el Señor es mi Pastor, porque no cuida de nosotros; que si El es nuestro Rey, ¿Por qué no prosperamos?.

El problema no es de Dios, sino de nosotros. Nos hemos dejado el traje  espiritual para el éxito, en el armario de nuestras vidas y estamos desarmados delante de un enemigo convencido de nuestra derrota.
Es bueno que nuestra relación sea vertical, orando a nuestro Dios; o horizontal, amistad con Dios, pero es tiempo que no tengamos relación horizontal o vertical, sino que seamos uno con El.

Cuando nos ponemos las ropas espirituales, nos estamos vistiendo de Cristo y comenzamos a ser uno con El.

En los hombres y mujeres de victoria de esta generación: La Armadura de Dios.

 

 

El Espíritu Santo, nos esta empujando a vestirnos con la armadura de Dios para poder estar firmes contra las asechanzas del enemigo.

¿Qué son las asechanzas del enemigo? Muy sencillo, las asechanzas son trucos, métodos, formas, artimañas y engaños. Muchas de estas cosas nos llevan a fracasos, derrotas, no conseguimos las metas, nos lleva al desanimo, enfriamiento espiritual y al bloqueo de la bendición de Dios sobre nuestras vidas.

Nunca te ha pasado que sabias que ibas a conseguir algo, y finalmente no se dio; había un buen negocio seguro y no se dio, etc. Cuando no se dan las cosas, es porque hay trucos engañosos o métodos engañosos que el enemigo está usando en nuestro diario vivir para que convencernos, de que Dios no esta o se olvido de nosotros.
La Palabra de Dios dice que tengo que estar firme, quiere decir, estable, no dejándome llevar por ninguna de estas cosas para que cada vez que haga, emprenda o comience algo, tenga asegurado el éxito por completo en Cristo Jesús, para que “las cosas se den”.
Vamos a aprender algunas de estas artimañas engañosas que el diablo usa para nuestra derrota.


Lo que vemos

 

Una de las cosas que el diablo usa, es aquello que vemos. Trabaja estratégicamente para que deseemos aquello que vemos. Muchas veces pone cosas delante de nuestros ojos, para distraernos del propósito. Para que convirtamos simples deseos visuales en necesidades básicas para la vida. La palabra de Dios enseña que la “lámpara del cuerpo” es el ojo.

Y el ojo nos da ocasiones de caer. No solo esta hablando de que hay cosas que miro que son pecado, pero lo que vemos nos dan ocasión de caer, en otras palabras de ser derrotados. Tenemos que levantar una mirada espiritual. Aprender a ver mas en el espíritu y menos en lo natural. Usar el ojo para lo que es, para saber por donde tenemos que ir.

El enemigo usa la televisión, publicidad, lo que otros tienen, aun las riquezas pomposas de otros, para desviarnos del propósito. Incluso lo que vemos, hecho por el hombre esta hecho, para que no veamos a Dios en nuestro diario vivir. Recuerda que tenemos que mantenernos firmes, ante lo que el enemigo estratégicamente pone delante de nuestros ojos. Aprendamos a vivir por fe y no por vista.

ojo

 


Lo que creemos

Lo que yo creo, es lo que resulta de la fe que tengo. Lo único que alimenta positivamente nuestra creencia es la Palabra de Dios. Una de las estrategias del diablo es que seamos tambaleados en nuestra creencia, para que no permanezcamos firmes. El enemigo usa tácticas estratégicas, para dañar aquello que creemos. Insisto, lo único que nos va a dar poder para creer es la Palabra de Dios. El mundo esta lleno de filosofías, creencias, teorías e ideologías, aparentemente muy interesantes, pero que desestabilizan nuestra firmeza en el Señor.

"para que ya no seamos niños fluctuantes,  llevados por doquiera de todo viento de doctrina,  por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor,  crezcamos en todo en aquel que es la cabeza,  esto es,  Cristo. EFESIOS 4:14-15. Déjame decirte, que no hay ideología, no hay teoría, no hay ideología, no hay filosofía, mas interesante que la poderosa palabra de Dios.
Como dice Jesús: " Si puedes creer,  al que cree todo le es posible" MARCOS 9:23 Cuidado con lo que hablamos, porque puede dañar lo que creemos. Hablemos la verdad.


Lo que hablamos

Otra de las cosas que el enemigo ataca es lo que hablamos. Toda agua que sale por una fuente ha de ser previamente depurada. La tierra a través de las rocas y los elementos naturales depura el agua para que podamos beberla y ser beneficiados por ella. Lo mismo pasa con la boca. Lo que hablamos desestabiliza nuestras vidas debilitándonos espiritualmente. ¿Nunca te paso que después que hablaste, te sentiste mal, por lo que dijiste y te desalentó? A todos nos ha pasado. Nuestras bocas, son influenciadas por el lenguaje, la cultura y la posición social. De echo hay palabras que se ponen de moda y las usamos, sin darnos cuenta, y hay formas de hablar que son en si, negativas, manipuladoras, sensibilizadoras, etc. Hablamos lo que pensamos, en manera mas rápida o menos, pero nuestras bocas declaran lo que hay en nuestros corazones.

"derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios,  y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo" 2 CORINTIOS 10:5

Necesitamos depurar lo que hablamos llevando todo pensamiento cautivo en obediencia a Cristo. En otras palabras, buscar la aprobación de Cristo, a través del Espíritu Santo, de aquello que voy a hablar o voy a decir. De esta manera no nos desestabilizaremos, cada vez que caímos en la trampa, de la artimaña del enemigo y hablemos cosas que nos desestabilizaran. ¿Sabias que a veces el diablo usa gente, para llevarte a decir lo que el Espíritu Santo no aprobó?


 


Lo que sentimos

 

Otra de las artimañas del enemigo tiene que ver con los sentimientos. Somos emocionales hasta la médula. Un escritor argentino, dijo: no somos responsables de las emociones, pero si de lo que hacemos con ellas. Así es. El mundo de hoy se mueve por emociones. Nadie le interesa saber, quieren sentir. La gente se mueve por lo que siente. Ahora, la verdad, no se puede sentir, lo correcto, no se siente, la obediencia, no se siente, por eso nos cuesta seguir tanto estos valores, porque no podemos sentirlos. Nuestras vidas no pueden ser guiadas por nuestros sentimientos, tienen que ser guiadas por el Espíritu Santo. Muchos de nosotros seguimos haciendo, hablando, lo que sentimos. Muchos caen en la trampa de orar si lo sienten y no hacerlo si no lo sienten. Ir a la iglesia si lo sienten y no hacerlo si no lo sienten, dar si lo sienten y no hacerlo si no lo sienten. Cristo Jesús renuncio a sus sentimientos en su camino a la cruz del calvario, sencillamente hizo lo que tenia que hacer, fue obediente.

Las hazañas emocionales son buenas para el momento, mas las hazañas de obediencia, perduran toda la vida.
No caigamos en trampas de emociones, sino movámonos por obediencia.

 


 

Vamos a orar por fuerzas y fortaleza los unos por los otros. Prepárate y ponte en acción, es un tiempo de bendición.  No vamos a dejar que el enemigo se quede con lo que es nuestro.

 

Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.


| Escríbenos | Categoria: Armaduras Espirituales | Capítulo nº: 2 | Ir al siguiente tema »